St. Pauli, el equipo de los tiempos modernos de la justicia social | Cultura

Hace poco hablaba acerca del dadaísmo, y de como me identificaba con ese aspecto irreverente y un poco anarquista del movimiento, que me mostraba que no era solo un loco que estaba en contra de cómo se hacen o se enseñaban ciertas cosas, sino que, desde hace tiempo, existían un grupo de personas con el mismo pensar y sentir que yo. En este caso retomando un poco el tema, me gustaría hablar de una entidad futbolística, que en realidad si te pones a analizar un poco, tiene que ver más con la cultura y las diferentes causas sociales de la actualidad, que con el deporte en si. Tanto así que una nota del periódico británico The Guardian cita; El St. Pauli, el club que apoya todo lo bueno en la vida, menos ganar. Pues es conocido que realmente no se preocupan tanto por los resultados deportivos, pasando así a un segundo plano. O al menos esas son las sensaciones que dejan para el espectador que ve al equipo desde afuera.  Pero que sin embargo destacan por todas esas actividades extra cancha de carácter social.

¿Por qué hablar de este club en particular?   

 

St, Pauli es el perfecto ejemplo de que el futbol va más allá de un deporte el cual invoca a masas a reunirse para celebrar a “un grupo de hombres pateando un balón como monos en el zoológico como muchos critican, (sin en realidad lograr comprender la verdadera belleza del deporte.), Si no un deporte el cual puede convocar esas mismas masas a participar de forma activa en diferentes causas de carácter ecológico o social. Y si esto no es más que un sueño para muchos, al menos el St. Pauli lo ha estado haciendo ya por un tiempo. Tal vez ellos puedan servir de ejemplo para que cada vez mas entidades, ya no nada mas dentro del futbol, sino fuera del deporte, se sumen al club aportando su granito de arena.

Mediados de los 80’s

 

El St. Pauli no siempre fue así. En sus inicios, no era mas que un equipo común y corriente que jugaba en segunda división y vivía bajo la sombra de su rival local, el Humburger SV, que por esas fechas contaba con la suficiente fama y poder como para hacer frente a la hegemonía del Bayern Munchen, que sin duda reinaba en el país. Pero a mediados de los 80’s gente con una fuerte filosofía punk y anarquista, y amantes del futbol, empezaron a habitar casas abandonadas alrededor del estadio. Y esa misma gente, empezó a asistir al estadio del St. Pauli que por esos tiempos no contaban con mucha afición, así que se encontraban con un estadio prácticamente vacío. Este grupo de gente como de igual manera habitaron esas casas abandonadas, lo mismo hicieron con el estadio, poco a poco implementando su ideología, contagiando al equipo con su manera de pensar. De hecho, como dato curioso, cabe mencionar que su mítica bandera (la que lleva la famosa insignia pirata) fue llevada en esos tiempos por uno de los seguidores punks, convirtiéndola en el icono que es el día de hoy. Pronto todos estos cambios en el núcleo del equipo tuvieron un efecto secundario mas que positivo. Pues mucha gente más comenzó a añadirse a las filas de el equipo compartiendo los ideales y formando parte de una comunidad que cada vez iba en aumento, convirtiéndose en lo que conocemos el día de hoy.

Cambio radical en el equipo

En aquella década aun existían detalles como: cantos racistas, o gente que portaba la esvástica nazi. Lo cual para para la parte de la afición que recientemente se estaba incorporando resulto desagradable y que violaba derechos del ser humano. Eso los llevo a formar parte oficial del club, para así tener voz y voto dentro del mismo, y poder empezar a hacer cambios desde adentro. Por ejemplo, el St. Pauli fue el primer equipo en Alemania que implemento una serie de reglas que prohibían en su estadio cantos racistas, y actos de misma naturaleza. Y todo fue gracias a esa gente con ideas punks y anarquistas que se logró tales cambios.

Responsabilidad Social

 El club como bien lo he mencionado, ah estado de forma activa en diversas causas sociales. Una de ellas, un proyecto surgido por la iniciativa de un exjugador llamada Viva con Agua, la cual trata de llevar agua potable a comunidades de extrema pobreza a través de todo el planeta. Otro de los proyectos a nivel local, trata de llevar a personas de escasos recursos en la comunidad al estadio en donde se les alimenta y se les da mercancía de higiene personal, etc. Y así podemos seguir con una lista infinita de todos los proyectos de los cuales forman parte.

Otras de las características que podemos encontrar, es que han estado en contra de la sobre comercialización. Es por eso por lo que tal vez mucha gente no sepa aún del club, o que no hayan aceptado patrocinios millonarios de parte de entidades capitalistas o simplemente el hecho de que sigan jugando en el mismo estadio desde que se construyó. Aunque en este punto, podemos decir que hoy existe un gran dilema dentro del club, porque no quieren renunciar a parte de su identidad, pero saben que para seguir compitiendo en el futbol moderno es necesario el capital que traen patrocinios.

Cabe destacar que la afición realmente esta con ellos por lo que el club representa. Mas allá de los resultados en los partidos como anteriormente mencioné, o de el hecho de que hace bastante tiempo que no juegan en primera división, ellos siempre están ahí. Y la muestra mas palpable es que desde los 80’s el estadio siempre esta a reventar, con todas las localidades vendidas. dejando a otra gran parte de la afición sin otra opción mas que de disfrutar de los partidos desde afuera. Por cierto, esa misma afición, con la compra de camisetas del equipo entre otras cosas, ayudaron a el equipo a salvarse de la banca rota. Eso señoras y señores, se le llama lealtad.

En la actualidad la filosofía del club es tan fuerte, que unas de sus principales características es la inclusión y la diversidad. ni siquiera una afiliación política diferente a la de ellos, podría impedir que uno formara parte de su comunidad. El entender y aceptar las diferencias que existen entre cada individuo de este planeta los a llevado a acumular seguidores alrededor de todo el planeta. Gente que ni siquiera han visitado el estadio en su vida, ni por ende visto al equipo en acción en el campo, pueden declararse hinchas hasta la muerte, tanto o mas que aquel que tiene asistiendo a los partidos del club de su corazón desde que tiene memoria. Ese es la magnitud del impacto que ha tenido el club por todo el mundo. Todo aquel que decide convertirse en hincha, sabe cuales son los valores del club. Sabe lo que representa llevar los colores. Aunque también esta aquel que comenzó a seguir al club como una moda más, solo por ser lo cool en el momento, pero creo que solo se trata de una minoría.

Sabiendo esto, puedes entender como es que el St. Pauli encaja perfectamente en el perfil del equipo modelo a seguir en estos tiempos modernos de injusticia social y de ser anti todo lo negativo que existe en nuestra sociedad. Por mi parte, debo admitir que no estoy casado al 100% con la filosofía que ellos llevan, pero de igual manera me puedo identificar con varias de sus propuestas, y en verdad me gustaría presenciar un partido y poder ser testigo de todas las maravillas de las que se habla del St. Pauli, el club que acepta a todos por igual.

Mas temas de interés

Slinkachu | Street art

Slinkachu es un artista con establecido en Londres que crea instalaciones urbanas en miniatura para después fotografiarlas.